Quizás, se podría llegar a pensar que la seguridad contraincendios en los aeropuertos forma parte de meros protocolos obligatorios y, aunque en cierto modo es verdad, también hay un por qué más profundo. Debido a la gran dependencia energética, la inevitable presencia de grandes cantidades de combustibles, las grandes aglomeraciones de gente y la remota pero posible exposición de sufrir ataques terroristas, para los aeropuertos, la posibilidad de que ocurra un incendio es bastante amplia, por lo que deben llevar a cabo todas las medidas que estén a su alcance para evitarlo o, como mínimo, controlarlo en caso de que se vuelva inevitable.

La finalidad de la seguridad contraincendios en los aeropuertos parte de la base de dificultar la iniciación de los mismos, evitar su propagación, facilitar el acceso y la realización de sus tareas a los bomberos y garantizar en todo momento la seguridad de las personas por medio de metódicos y eficientes sistemas de evacuación.

 

Objetivos de la seguridad contraincendios

  • Protección de los ocupantes: El edificio debe tener un diseño que permita a los ocupantes estar a salvo en todo momento hasta que se lleve a cabo la evacuación o reubicación.
  • Limitar daños: Se intentará limitar los daños a las instalaciones propias del aeropuerto o de terceros, de modo que las operaciones del aeropuerto no se vean comprometidas.
  • Efectividad de los sistemas: Es de gran importancia que los sistemas cuenten con la efectividad adecuada en la mitigación del riesgo, así como también sean fiables y se mantengan operativos.

 

La omisión de estas recomendaciones no solo puede tener efectos drásticos en el propio aeropuerto y hacia las personas que allí se encuentren, sino que también cuenta con unas consecuencias legales, pues obligaría a asumir responsabilidades civiles y penales por daños materiales ocasionados a la actividad de terceros, así como administrativas y civiles por incumplimientos normativos y del medio ambiente. Además, hay que mencionar que, a los gastos propios de la sanción correspondiente, habría que sumarle los posibles gastos por indemnizaciones, gastos por defensa legal, deterioro de la imagen, cobertura de daños extras, etc.

Por tanto, para garantizar que la seguridad contraincendios sea eficaz, económica y rentable habrá que diseñarla desde un inicio, comisionarla al terminar la obra y realizar inspecciones periódicamente, además de contar con personal cualificado y experimentado del sector.

 

Más información: https://eduardovillafuerteblog.wordpress.com/2019/03/15/seguridad-contra-incendios-en-aeropuerto/